FularElástico

icono-ata-portabebes

Puedes portear a tu bebédesde su nacimiento

Hasta los 9kg

Encuentra el color que más te gusta

Botón Porteo Seguro

FularElástico

icono-ata-portabebes

Puedes portear a tu bebédesde su nacimiento

Hasta los 9kg

Encuentra el color que más te gusta

Botón Porteo Seguro

Ata Portabebés es una empresa colombiana dedicada al diseño y fabricación de portabebés ergonómicos para niños de 0 a 5 años.

Difundimos la práctica del porteo y la crianza en brazos como una alternativa en la primera infancia de nuestros hijos. Asesoramos familias a través de talleres, encuentros, videos y artículos.

Buscamos despertar el instinto ancestral de llevar nuestros hijos cerca del cuerpo. Y así criar seres humanos más amorosos, conscientes y capaces de transformar el mundo.

Blog

Como criar a dos y no morir en el intento

La receta para criar  a dos niños y no morir  en el intento es sencilla, amor, paciencia y un portabebé. Cuando supe que iba a ser mamá de nuevo se me revolvió el mundo, literalmente mi cabeza daba vuelvas encima del retrete pero no importaba tenía que seguir criando a una niña de casi dos años, mi panza crecía y crecía y portearla al frente ya no era una opción, uno por mi panza y dos por que su cabezota cubría mi cara.

Poco a poco me empecé a reconciliar con mi vieja amiga la bandolera que poco usaba y empecé a portear a Nila en la cadera y en la espalda ya que llevarla en brazos no era una opción por que su peso se multiplicaba por 3 y además soy incapaz de usar un chochecito son voluminosos, pesados y vivía en una pendiente por donde podía bajar a toda velocidad peligrosamente y tampoco me agradaba la idea de empujarlo para subir.

La llegada de un nuevo hijo no da tregua ya no es como cuando nació tu primer hijo que tenías el chance de “descansar” cuando el bebé dormía, no no eso ya no. Nila la mayor pegada pidiendo amor y atención al 1000% y solo tienes dos brazos, el cuerpo medio desecho después del parto, cansancio acumulado y tu paciencia se esta midiendo día a día y mientras tanto te estás adaptando ritmo de la nueva rutina.

Empecé a portear a Ita a los 5 días de nacido cuando se le cayo completamente su cordón umbilical, era tan pequeño que sentía  que su cuerpo  seme salía entre  los dedos fue complejo acostumbrarme a su tamaño y peso y más cuando venía de portear a su hermana de casi tres años.

Confieso que siendo asesora de porteo me sentía primeriza porteando a Ita, apenas lo estaba conociendo y sentía que odiaba el fular lloraba ríos cuando lo intentábamos y entre risa y frustración pensaba que era el colmo de una Asesora de Porteo.

En cada intento hacíamos que el momento fuera más fluido y con menos lagrimas y a sus dos semanas de vida empecé a llevarlo a la espalda con fular rígido. Esté momento para mi marco mi crianza, sentía que ya podía criar a dos y no morir en el intento, Nila me necesitaba ansiaba a mamá y yo la extrañaba montones también o también para aprovechar mientras toma su siesta y querer tomar un espacio para poder  leer mail o hasta respirar profundo por un minuto se volvia fundamental para poder seguir cada día.

Poco a poco nuestros días se iban haciendo más fáciles, Nila aceptaba a su nuevo hermano, y yo lograba mediar la atención para ambos gracias al porteo el gran héroe de esta madre a punto de la locura del posparto. Ahora que Ita ya es un  bebé de 7 meses que se sienta por si solo y esta entrado a su etapa exploradora, de movimiento libre siento que estamos en otro punto de la crianza donde la relación de hermanos se hace más extrecha al poder compartir y aprender juntos.

Respira, llora, respira, inténtalo mamá, no mueras en el intento, confia!

Karen Lorena Vega Cubides

Madre de Índigo, Nila e Ita, Fotógrafa, A. Enfermera y Asesora de Porteo Internacional  FTZB BabyTragen Alemania.

Imágenes y textos exclusivos de ATA Portabebés protegidos por una licencia y normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial.

 

Boom del Fular Pirata en Colombia

Blog

Hace 10 años  empezó a abrirse camino al uso de portabebés ergonómicos en Colombia de la mano de mujeres que se enamoraron de este arte ancestral, convencidas de que el contacto y la presencia son la mejor manera de  criar a sus hijos. Así  surgieron las primeras marcas de portabebés en Colombia que se dedicaron a la investigación, desarrollo y fabricación responsable de portabebés y desde luego las Asesoras  de Porteo que se formaron en diferentes escuelas del  mundo  para  guiar con responsabilidad a todas las familias que desearan iniciarse en el mundo del porteo.

Para el 2015 llega a Colombia la Escuela de porteo FTZB LATAM de Alemania, que se convierte en la primera escuela en el país,  donde ya se han certificado cerca de 10 asesoras de porteo.

Con el paso del tiempo el Porteo Ergonómico en Colombia  ha ido tomando mucha más fuerza, son más las familias que se están informando acerca de la diferencia entre portabebés no ergonómicos y portabebés ergonómicos y además de los cientos de beneficios físicos y psicológicos que conlleva portear.

Es tanta la acogida que ha tenido  el porteo ergonómico en Colombia que en este momento están en alerta las principales marcas fabricantes y Asesoras de Porteo por un gran  “Boom del Fular Pirata” debido  al cual están saliendo al mercado fulares tanto elásticos como rígidos que no cumplen con los estándares internacionales, primando el beneficio económico sobre la vida de los niños que son porteados en ellos y  no se presta ningún tipo de asesoría o la asesoría que se ofrece es basada en la experiencia propia sin respaldo de alguna escuela de porteo,  está situación es una gran predisposición a accidentes indeseados como muerte por asfixia postural u otras  lesiones.

Algunos de estos fulares elásticos piratas se caracterizan por :

·Precios muy bajos.

·El uso de materiales de mala calidad, de segunda mano o retazos, no testeados.

·Uso de telas con fibras 100% sintéticas.

·Telas muy elásticas que no permiten una sujeción correcta del peso del niño.

·Telas muy delgadas que transparentan significativamente a contra luz.

·Sugieren pesos de uso mayor a 9kg en el caso de fulares elásticos.

·Los bordes no tienen costuras.

· Usa varias piezas de tela que añaden por medio de costuras.

·También roban fotos o manuales de uso de marcas reconocidas mundialmente para promocionarlos. A la izquierda fular Nunamoochie y la derecha Manduca.

·Sugieren posiciones  de cara al mundo, posición cuna o hamaca o colgando de los genitales.

·Suelen encontrarse en las principales plataformas de ventas on Line del país y también en pañaleras que los promocional como “originales”, como en este caso donde se ve una foto de un fular marca BOBA usada para una marca colombiana.

RECOMENDACIONES  Y  PREGUNTAS ANTES  COMPRAR UN PORTABEBÉ:

·Busca una asesora de porteo que pueda ayudarte a buscar el portabebé que estás buscando según tus necesidades.
Picha en directorio de las Asesoras de porteo en el país para contactarlas.

·Investiga sobre la marca fabricante.

·¿Qué material textil usado en su fabricación?

·¿Cuánto peso resiste o hasta que edad aproximada sirve?

·¿Qué tiempo de garantía tiene?

·¿Tiene manual de uso o asesoría presencial o virtual?

·¿Es apto para clima cálido o frio?

·¿Tiene garantía?

Gran parte de la responsabilidad depende de  nosotros como fabricantes y asesores de porteo en informar masivamente acerca del uso seguro de  portabebés y en parte de las familias que han tenido la oportunidad de tomar asesoría para que la información circule y no solo se fíen de precios cómodos a cambio de la seguridad de sus hijos.

Unidos somos más, por un porteo seguro en Colombia y el mundo.

Karen Lorena Vega Cubides
Madre de Índigo, Nila e Ita, Fotógrafa, A. Enfermera y Asesora de Porteo Internacional  FTZB BabyTragen Latam Colombia.

Las Madres, Espejos de Otras Tantas

Durante en el embarazo sentimos como resplandecemos de luz y cuando nacen nuestros hijos se manifiestan nuestras más oscuras sombras, sombras que en realidad no sabemos si son nuestras, puedan que sean de nuestra madre, de nuestra abuela o de nuestra tatatatatatataratara Abuela. Y efectivamente cuando miramos a otras mamás nuestros ojos hablan de la increíble metamorfosis por la que estamos pasando, no nos reconocemos, nos sorprendemos de los limites de nuestro amor, confianza y paciencia. Estamos tratando de hacer la crianza de nuestros hijos la más bella posible, tomamos decisiones… como estar en casa, trabajar o trabajar en casa, si teta o biberón a unas no nos sale tanta leche, otros bebés se destetan rápido por su cuenta, unas parecemos vacas lecheras, otras no tenemos pezón, otras no podemos por el poco tiempo por que tenemos que trabajar o estudiar o simplemente tomamos la decisión de dar leche artificial y punto. Otras nos da miedo hacer colecho porque podemos ahogar al bebe o por que queremos descansar mejor y ocupar toda la cama o por que no queremos despertar al bebe, otras hacemos colecho por que nos da locha terrible tener que levantarnos de la cama a la cuna a darle tetero o teta. También podemos tomar la decisión de no vacunar a nuestro hijo o vacunarlo y tener la seguridad que es para su bienestar o de ponerles unas pocas vacunas las que yo decida.

A veces nos cuestionamos de si esta bien de que caminé y no gateé o que gateé más de la cuenta o de que no quiera soltar de la mano o que no come y tampoco deja comer, que si esta nutrido o desnutrido.

Y que me dicen de cuando se enferman? Oh Dios! Nos sentimos de lo peor incluso más enfermas que ellos y empezamos a hilar en nuestra cabeza, si hubiera… si hubiera… si hubiera… y afortunadamente los hubiera no existen, nos sacan de nuestro tiempo presente, nos llevan al pasado para angustiarnos y al futuro para ponernos ansiosas.

Y tantas otras situaciones y decisiones que tenemos que tomar a cada hora, a cada minuto.

A veces sentimos que nos quebramos, estamos agotadas queremos dormir mil años, no saber de trabajo, de estudio, de esposo, de mamás, de tías, de amigos, de gatos, de perros… pero siempre queremos saber de nuestros bebés y luego pensamos en nuestra aldea que se teje con aguja de oro y con hilos tenaces de historias de vidas.

Estoy segura que el 99.9% de las madres estamos haciendo lo que nuestra brújula interior nos dicta (A veces buenisita o un poquito averiada).

Nos invito a sumergirnos en una tina gigante de COMPASIÓN hacia nosotras mismas y hacia las otras madres nuestros grandes espejos, a reconocerme en esa a la critico a priori.

Karen Lorena Vega Cubides

Madre de Índigo, Nila e Ita, Fotógrafa, A. Enfermera y Asesora de Porteo Internacional  FTZB BabyTragen Alemania.

Imágenes y textos exclusivos de ATA Portabebés protegidos por una licencia y normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial.

El Lado Oscuro de la Crianza Respetuosa

Cuando nos convertimos en padres y madres algunos decidimos no repetir con nuestros hijos los traumas que vivimos de niños. Decides no dejarlos llorar sin un consuelo, decides no pegarles, decides no herirlos con tus palabras, decides  amamantarlos o darles mamadera con amor, decides dormir con ellos, decides acompañarlos cada día, decides quedarte en casa o trabajar con ellos, decides CRIARLOS, decides sanar tu  niño interior.

Decidir parece ser el trabajo más duro, el  enfrentarte contigo mismo y tomar las riendas de este caballo  salvaje de la crianza, lo miras a los ojos, lo tocas, entran en confianza y deciden que juntos están listos para cabalgarlo. Tienes las riendas en tus manos pero aún tira fuerte, va rápido, te caes al piso, te levantas y lo montas de nuevo.

Así vi la crianza por primera vez…

El ver a tus hijos crecer sin parar, conocerlos y conocernos en este nuevo rol, aprender y enseñar, jugar como niños, tener montañas de ropa  y platos por lavar, levantarse tarde, aprender a caminar esta vida al ritmo de ellos, aprender a dormir tanto ellos como  nosotros, aprender a escuchar, aprender muchas cosas que ni siquiera sabias, como sacar gases, bañar un bebé que parece tan frágil y hasta sacar un tiempo para ti.

Dedicarse a criar te hace aprender, desaprender, te hace uno solo con tu hijo, te conviertes en un ser simbiótico, te vuelves madre o padre de muchos otros.

Y bueno todo va bien hasta cuando alguien decide observarte y te dice que lo estas haciendo mal, que se hace así y asá o que por que no haces esto o aquello, sembrando en ti la semilla de la culpa y de la inseguridad, nos sentimos como tierra negra en el jardín aplastada por las pisadas de unos tantos que no supieron  ver los brotes de sabiduría que germinaban allí.

Inconscientemente la familia suele ser unos de los primeros bancos de las malas semillas, siembran en ti la semilla de un parto tortuoso, siembran  la semilla del fracaso de una lactancia que pudo a ver sido exitosa, siembran la semilla de malcriar a tu hijo por cargarlo tanto, siembran la semilla del maltrato hacia tu hijo por que unas nalgadas no le caen mal, siembran la semilla urgencia por llevar a tu hijo a una guardería para que puedas retomar tu vida “normal”, siembran la semilla del desapego para que tu hijo sea independiente, siembran la semilla del niño caprichoso por responder con amor a lo que tu hijo te pide, siembran la semilla de la preocupación innecesaria, siembran la semilla de la sensación de estar haciéndolo todo mal, siembran la semilla del querer renunciar de rendirse del no poder más… siembran la semilla en ti sin preguntar.

Uno de los momentos mas duros  después de dos años de  crianza fue el enfrentarme a las falsas idealizaciones que había hecho sobre mi familia frente a la manera de la que decidí criar a mi hija, lo daba por sentando, pensaba que lo respetaban y lo compartían pero no era así, rompí en lagrimas como una niña.  El comienzo fue cuando decidimos que nuestra hija naciera en casa por no querer vivir de nuevo la violencia obstétrica y una fría bienvenida a la vida como lo fue con mi primer hijo, para luego verlo morir a sus 12 días de nacido. Decidí cargar a mi  hija desde que nació, decidí amamantar a libre demanda aún sabiendo que estaba embarazada de nuevo, decidimos que nuestra hija hiciera parte de cada aspecto de nuestras vida, decidimos trabajar medio día junto a mi compañero para alternarnos las jordanas  para no tener que tercerizar el cuidado de nuestra hija, no les niego que es todo un reto. Decidimos no llevarla a la guardería y educarla en casa, decidimos alimentarla con una dieta vegetaría al igual que nosotros, decidimos amarla incondicionalmente a pesar de todos los miedos que se siembran en nuestra familia, aprendí a identificar cuales miedos me pertenecían  y cuales no.

Hay un hermoso proverbio africano que pusimos en la tarjeta de invitación de la bienvenida de nuestro primer hijo que decía “Se necesita una aldea para criar a niño”.

Decidimos criar inspirados en esto sin conocer teoría alguna sobre crianza respetuosa.

Y es ahora que puedo ver como se ha transformado este sentir de querer criar a mis hijos en una aldea, el significado real de eso. El trabajo duro de tejer una comunidad, una hamaca que te sostenga emocionalmente a ti y toda tu familia cuando lo necesiten. Una aldea que te hable y corrija amor, con tacto, que te enseñe haciendo no instruyendo. Donde puedas mostrar quien realmente eres sin miedo a compartirlo a expresarlo en respeto frente al abanico infinito de  tipos de crianza.

Deseo de todo corazón que todas las familias podamos sentirnos acogidas en el calor humano de una aldea donde podamos criar en su máxima expresión, deseo que mis hijos puedan crecer en la compañía de otros tantos, que se exploren, que sus almas y las nuestras se enriquezcan de humanidad.

Karen Lorena Vega Cubides
Madre de Índigo, Nila e Ita, Fotógrafa, A. Enfermera y Asesora de Porteo Internacional  FTZB BabyTragen Alemania.

Imágenes y textos exclusivos de ATA Portabebés protegidos por una licencia y normas sobre propiedad intelectual. Prohibido su uso comercial.

Parto Libre y Nacimiento Consciente · Partera de Vidas ·

Parto Libre y Nacimiento Consciente - Gestación y Nacimiento - Ata Portabebes

El maternaje de nuestros hijos es tal vez uno de los actos más importantes y de mayor trascendencia para la historia de nuestras vidas. Ser conscientes de las profundas transformaciones a nivel físico, emocional y espiritual que acarrea el convertirse en madre y padre hoy, es también poder contar con las herramientas necesarias para afrontar dicho cambio de vida.

Partera de Vidas en Colombia acompaña a las mujeres y sus familias en este primer ciclo de la maternidad y paternidad para que lo vivan de manera plena y consciente, con una filosofía clara de transmitir a las personas información y conocimiento basada en evidencia, experiencia y verdad, de modo que estén en capacidad de tomar las riendas de la salud de su familia.

Parto Libre y Nacimiento Consciente Nuestra apuesta es que las mujeres y sus familias elijan el tipo de parto que, en el contexto de su caminar vital, mejor y más seguros les haga sentir. Brindamos el acompañamiento para que el parto en casa sea una alternativa planeada y segura para las parejas que decidan recibir así a sus hijos e hijas.

También contamos con la experticia para acompañar a las familias que optan por un parto en clínica a tomar las mejores decisiones en torno al recibimiento de sus hijos e hijas en un contexto hospitalario. Nuestra presencia implica, para cualquiera de los casos, una preparación desde la gestación y acompañamos el proceso hasta el cierre de cuarentena y la siembra de placenta.

Se trata de procesos diseñados a la medida de las necesidades de cada familia, y que incluyen talleres, formaciones, terapias, masajes y consejería continua. El objetivo de este trabajo conjunto es que las familias se valgan de las investigaciones basadas en evidencia y de las experiencias propias y de otras familias para tomar las decisiones más sabias posibles sobre la forma en que quieren recibir a sus hijos e hijas y hacerse cargo de la crianza inmediata. También propendemos por velar por la salud física, emocional y espiritual de las mujeres en este momento tan trascendental de sus vidas.

MÁS DE PARTERA DE VIDAS…

 

Me Declaro la Mala Madre

Me Declaro la Mala Madre - Blog - Ata Portabebés

La mala madre decide tener una cesárea para recibir a su hijo,
La mala madre decide parir por su vagina con dolor.
La mala madre da  mamadera,
La mala madre da  teta.
La mala madre hace que su hijo duerma en su cuna,
La mala madre hace que duerma con ella.
La mala madre lleva a su hijo en coche,
La mala madre lleva a su hijo en portabebés.
La mala madre da carne a su hijos,
La mala madre es vegetariana.
La mala madre da chocolate a su hijo,
La mala madre da frutas.
La mala madre lo lleva a la guardería,
La mala madre lo cría en casa.
La mala madre deja llorar a su hijo,
La mala madre lo contiene en brazos.
La mala madre lleva al doctor a su hijo,
La mala madre lo sana con plantas.
La mala madre no juega,
La mala madre se divierte.
La mala madre trasnocha,
La mala madre duerme.
La mala madre trabaja,
La mala madre se queda en casa.
La mala madre no sueña,
La mala madre emprende.
La mala madre castiga,
La mala madre concilia.
La mala madre odia,
La mala madre perdona.
La mala madre discute,
La mala madre calla.
La mala madre critica a otras malas madres,
La mala madre se une a ellas.
La mala madre tiene un amante,
La mala madre se tiene a ella misma.
La mala madre no escucha consejos,
La mala madre los da.
La mala madre no sabe del mundo.
La mala madre se resigna.
La mala madre es revolución,
La mala madre soy yo, eres tu.

Con amor para todas las Malas Madres de planeta.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.